15 noviembre 2012

Sobre la realidad

El murmuro de tu esencia mortecina
incendia cada átomo de tu psique
El sístole engendra
La diástole mengua

¿Será que la levedad de tu savia está a años luz de la necedad imperante?

¿Quizás es esa carga la que constriñe tu ser ávido de erudición?

El tintineo obsesivo es limón en mis encías

Bulbo y vértice
Apéndice y cresta.

Materia oscura aguijonea la realidad

Sí, ese escenario donde los figurantes deambulan sin rumbo, sin retorno...
Pero asimismo sin pausa.
Como si fueran portadores de una valija llena de posibilidades cuánticas.

Es extraño. Bajo este tapiz físico hay algo celestial, sublime.

Metafísica que estrangula sin vancilar
a la par que colma de sentido este piélago embravecido.

A veces el cromatismo, nuestra percepción, es necia

Y el volumen, ay el volumen, parece certero...
Pero es solo apariencia.
Bucea en aguas de mercurio y se desdibujará.

Es todo tan incierto, aunque puedas alcanzar a palparlo.

Es todo tan eventual...